Saltar al contenido

Oposiciones de Ayudante de Instituciones Penitenciarias

ayudante de instituciones penitenciarias

Uno de los puestos más buscados y demandados en algunos organismos administrativos es el de ayudante en instituciones penitenciarias. Esto se debe a que el cargo supone una oportunidad de una buena remuneración económica, así como la posibilidad de obtener un cargo estable durante mucho tiempo.

A continuación, vamos a conocer los requisitos necesarios para poder participar de las convocatorias de oposición para el cargo de ayudante de instituciones penitenciarias, las cuales suelen realizarse de forma anual.

Requisitos e Instancias para el cargo de Ayudante de Instituciones Penitenciarias

Para poder optar por el cargo de ayudante de instituciones penitenciarias es necesario poseer los requisitos que se deben tener para poder participar en las oposiciones de dicho cargo. Estos requisitos son publicados por el BOE, y deben ser entregados antes del último día habilitado para la solicitud. Los requisitos para aspirar a las oposiciones son las siguientes:

  • El opositor debe poseer nacionalidad española.
  • El opositor debe tener por lo menos 16 años de edad y no puede haber alcanzado la edad de jubilación.
  • El opositor debe poseer o estar en proceso de obtención de un título técnico o de bachiller. En caso que se hayan obtenido en países extranjeros, éstos deben pasar por un proceso de convalidación previo.
  • El opositor no debe poseer enfermedades físicas o psicológicas que limite o imposibilite su capacidad de realizar sus cargos según sea la función.
  • El opositor no puede haber sido separado de su servicio en alguna administración pública debido a un problema disciplinario. De la misma manera, el opositor no debe estar inhabilitado de los cargos públicos por orden judicial.
  • El opositor no debe haber sido condenado a una pena que le haya privado la libertad por un período mayor a 3 años por haber cometido algún delito. En caso de haber sucedido, el opositor debe estar en posesión de una cancelación de sus expedientes penales.

Puestos que puede ejercer un Ayudante de Instituciones Penitenciarias

ayudante de instituciones penitenciarias

Los ayudantes de instituciones penitenciarias pueden ejercer diferentes funciones dentro de su cargo laboral. Su principal labor es ayudar a aquellas personas privadas de libertad a ser introducidas nuevamente en la sociedad, a través de un sistema de educación especial en donde se tratará de buscar el lugar necesario donde deben pertenecer.

Los cargos que puede ejercer un funcionario o ayudante de instituciones penitenciarias son los siguientes:

  • Jefe de servicios.
  • Jefe de Gabinete de Director.
  • Coordinador de Servicios Internos.
  • Jefe de Área Mixta.
  • Jefe de Oficinas.
  • Personal de Oficinas.
  • Vigilancia I.
  • Vigilancia II.

Pruebas que se realizan en las oposiciones para Ayudante de Instituciones Penitenciarias

Los aspirantes que deseen ejercer la función de ayudante de instituciones penitenciarias deben cumplir una serie de pruebas y ejercicios, las cuales se deben superar en un proceso eliminatorio. Estos ejercicios se dividen en tres fases:

Primera Prueba

La primera prueba de la oposición de Ayudante Instituciones Penitenciarias es un examen escrito, que está estructurado como un cuestionario de 150 palabras con una selección de 4 respuestas posibles, de las cuales sólo una de ellas es la correcta. El valor de todas las preguntas es el mismo, pero en caso que una prueba sea contestada de forma incorrecta, sólo se dará un tercio del valor total, el cual es de 20 puntos.

La duración de este examen es de 2 horas y 15 minutos. En este período, el aspirante a ayudante de Instituciones Penitenciarias debe intentar conseguir un resultado total de 10 puntos para poder pasar a la siguiente prueba. Tras un plazo de 48 horas, el tribunal publicará el resultado final de esta prueba, así como los aspirantes que puedan participar de la siguiente prueba.

Segunda Prueba

Al igual que la prueba anterior, la segunda etapa de esta oposición para el puesto de ayudante de instituciones penitenciarias se basa en un examen de 10 preguntas con 4 respuestas posibles, aunque sólo una es la respuesta correcta. Todas las preguntas tienen el mismo valor, y las respuestas incorrectas corresponderán a un tercio del valor total, el cual es de 20 puntos.

Durante esta prueba, que tiene una duración de 1 hora y 45 minutos, el aspirante será sometido a algunos supuestos prácticos, de los cuales debe intentar conseguir una puntuación mínima de 10 puntos para poder pasar a la siguiente prueba. Los aspirantes que tengan una buena puntuación en las primeras dos pruebas podrán acceder a la tercera, la cual posee un número de plazas limitadas.

En caso de que dos o más aspirantes hayan tenido una puntuación similar, se deben aplicar varios criterios para poder romper el desempate. En caso que el empate persista, de debe buscar la ayuda de un tribunal que otorgue nuevos parámetros de selección de los aspirantes. Los criterios generales de desempate son los siguientes:

  • Accederá el opositor con mayor puntuación en la segunda prueba.
  • Accederá el opositor con mayor puntuación en la primera prueba.
  • Accederá el opositor con mayor número de aciertos en la segunda prueba.
  • Accederá el opositor con mayor número de aciertos en la primera prueba.

examen de ayudante de instituciones penitenciarias

Tercera Prueba

La tercera prueba se basa en un examen médico, el cual determinará si el opositor está capacitado para cumplir con las funciones necesarias de ayudante de instituciones penitenciarias. El opositor debe cumplir con ciertos parámetros de selección y no debe poseer ninguna de las condiciones establecidas que podrán ser causa de su exclusión de la convocatoria.

Para poder cumplir los requisitos de esta prueba, el aspirante debe someterse a un curso selectivo de formación, el cual tiene una duración general de 3 meses. Tras este período, el aspirante será seleccionado como Apto o No Apto. Los aspirantes que logren superar este proceso, podrán someterse a un proceso de prácticas, el cual se acondicionará con las funciones generales que debe realizar un ayudante de instituciones penitenciarias.

El proceso completo de la tercera prueba no superará los 18 meses, entre el proceso de formación y el período de prácticas. Si el aspirante fue calificado como Apto para el cargo, podrá obtener la titulación oficial de funcionario penitenciario del Estado.

Motivos de Exclusión de la Tercera Prueba

Durante este período, el BOE publica una serie de motivos por los cuales un aspirante puede ser excluido de la tercera prueba. Estos motivos se basan en las condiciones físicas o psicológicas que posea el paciente. Por una lado, los pacientes serán excluidos si poseen los siguientes valores de agudeza visual:

  • Una agudeza visual binocular menor a 0.33, sin gafas o lentillas.
  • Una agudeza visual menor a 0.2, sin gafas o lentillas.
  • Una agudeza visual binocular menor de 0.8, con gafas o lentillas.

Por otra parte, se excluirán a los aspirantes a ayudante de instituciones penitenciarias que cuenten con las siguientes patologías o condiciones médicas:

  • Retinopatía.
  • Desprendimiento de la retina.
  • Diplopía o Estrabismo.
  • Glaucoma o Hemianopsia.
  • Subluxación del Cristalino o Afaquia.
  • Distrofia Corneal.
  • Queratitis Crónica.
  • Sordera parcial o completa, con una agudeza auditiva de 35 decibelios en frecuencias de 1000 a 3000 hertzios, o de 35 decibelios a 4000 hertzios.
  • Malformaciones motrices que limiten la movilidad de sus articulaciones o disminuyan la flexibilidad y firmeza de sus extremidades o tronco.
  • Escoliosis o Hernias Discales.
  • Delgadez extrema, con un índice de masa corporal menor a 18.
  • Obesidad extrema, con un índice de masa corporal mayor a 34.
  • Cirrosis hepática.
  • Enfermedades inflamatorias intestinales crónicas.
  • Pancreatitis crónica.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Haber padecido infartos de miocardio.
  • Valvulopatías.
  • Haber sufrido de aneurismas,
  • Insuficiencias venosas periféricas.
  • Opositores con una capacidad pulmonar ventiladora inferior al 80% de las cifras de referencia.
  • Mal de Parkinson.
  • Esclerosis múltiple.
  • Trastorno bipolar.
  • Depresión clínica.
  • Crisis de pánico.
  • Síndrome de estrés postraumático.
  • Trastornos afectivos.

A su vez, serán excluidos aquellos opositores que hayan sido encontrados con un historial de abuso de bebidas alcohólicas que puedan alterar los análisis de sangre posteriores. También serán excluidos los aspirantes que frecuenten el consumo de sustancias tóxicas, como anfetaminas, opiáceos, cocaína, cannabis, antidepresivos, benzodiacepinas y productos similares.

Los aspirantes que se estén sometiendo a una medicación por órdenes médicas, deben presentar un informe médico oficial, el cual justifique los motivos de su tratamiento así como la dosis que debe tomar.

¿Cuál es el sueldo de un Ayudante de Instituciones Penitenciarias?

Dependiendo de la función que el ayudante de instituciones penitenciarias cumpla, así como el desempeño que éste realice dentro de su espacio laboral, el sueldo podrá estar sujeto a variaciones. Un personal de oficina puede llegar a cobrar hasta 1500 euros de forma mensual, mientras que un educador puede cobrar hasta 1700 euros al mes.