Saltar al contenido

Salidas profesionales de un Máster en Derecho

Salidas profesionales de un Master en Derecho

Cuando se egresa de la carrera de derecho es imprescindible realizar un Máster en Abogacía para poder ejercer como abogado y tener acceso al mercado laboral, por lo que es importante elegir bien cuál es el máster que puede ofrecer una máxima seguridad en cuanto a formación. Además de contar con el máster, es necesario aprobar la Prueba de Acceso a la Abogacía del Ministerio de Justicia.

Además, por ser una carrera en donde hay una gran cantidad de egresados, existe mucha competencia a la hora de acceder al mercado laboral, por lo que contar con un máster especializado en algunas de las ramas del derecho si no se desea optar por la Abogacía, es una opción que puede permitir marcar la diferencia en el mercado laboral. La carrera de Derecho es una de las que más salidas profesionales tienen, y también es una de las que cuenta con más especializaciones y orientaciones profesionales.

Existe una gran variedad de másteres en diferentes áreas, como: Derecho de Empresa, Derecho Fiscal y Tributario, Derecho Laboral, Derecho Bancario y Financiero, Derecho Deportivo, Derecho Penal, Derecho Internacional, Derecho Procesal Civil y Mercantil, Formación en Mediación, Propiedad Intelectual e Industrial, Derecho de Nuevas Tecnologías, Derecho de la Salud, Derecho Marítimo, Traducción Jurídica, y otras más.

También se tiene la opción de entrar en el mercado laboral sin haber realizado ningún máster, o que se realice al mismo tiempo mientras se trabaja. En este caso hay trabajos que no se podrán realizar por no contar con ningún tipo de máster.

Elegir el Máster de Abogacía apropiado

Salidas profesionales de un Master en Derecho

Para elegir el máster que permita acceder al mercado laboral, es necesario tomar en cuenta una serie de factores:

  • Obtener un Título Oficial validado por el Ministerio de Educación: Debe ser de una universidad o centro de enseñanza español, ajustado al Plan Bolonia y el EEES (Espacio Europeo de Educación Superior) y ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación).
  • Optar por un máster online: Si ya se ha comenzado una actividad laboral, realizar el máster online es la elección más recomendable. Hay que procurar elegir el que ofrezca un Campus virtual de calidad y que incorpore las nuevas tecnologías en todas las áreas. Algunos másteres online ofrecen un simulacro de los exámenes de la Prueba de Acceso del Ministerio de Justicia y prácticas presenciales en empresas.
  • Posibilidades de becas y ayudas: Hay másteres que ofrecen facilidades de pago y posibilitan el acceso a becas. Algunas instituciones realizan préstamos flexibles para financiar el máster, para pagarlos según los plazos acordados.
  • Facilidad de prácticas jurídicas e inserción laboral: Es preferible optar por un máster que ofrezca la posibilidad de acceder a una bolsa de empleo y que cuente con programas de prácticas jurídicas en despachos de prestigio, consultoras con experiencia o empresas que estén habituadas a manejar diferentes casos legales.
  • Contenido de calidad con un enfoque práctico: El máster debe potenciar los conocimientos, competencias y habilidades que permitan prestar asesorías en el ámbito jurídico y llevar a cabo la práctica procesal.

En general se recomienda realizar un máster que permita especializarse en un área determinada del derecho. La duración de un máster de especialización es de 1 ó 2 años y en la mayoría de los casos son estudios que se encuentran reconocidos en el extranjero.

En Derecho existe una gran diversidad de ramas en la que han surgido nuevas especializaciones, como por ejemplo: seguridad informática, propiedad intelectual, política internacional, política ambiental, recursos humanos, banca y finanzas. También existe la posibilidad de especializarse en algunas de las ramas del derecho clásico, como penal, laboral, civil y fiscal.

Salidas profesional del Máster de Derecho

Salidas profesionales de un Master en Derecho

El máster de derecho permite que el egresado opte por las siguientes salidas:

  • Abogacía: La opción tradicional luego de culminar la carrera de Derecho es ejercer la Abogacía, ya sea dentro del ámbito privado, como autónomo o entrando a formar parte de un despacho de abogados especializado en una o varias ramas del derecho, o en el sector público a través de oposiciones.

Luego de la implantación del Plan Bolonia, se modificó la Ley de Acceso a la Abogacía, por lo que para poder ejercer como Abogado, se exige no solo el grado en la carrera de leyes, sino también el Máster de Formación como Abogado y aprobar el examen de acceso del Ministerio de Justicia para poder colegiarse.

Existen varias universidades que imparte este máster, siendo una de las más prestigiosos el de la Universidad Camilo José Cela, en colaboración con el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y que permite realizar prácticas profesionales en despachos y en consultorías reconocidas.

  • Juristas Empresariales: Dentro del mundo empresarial se encuentran diferentes opciones laborales para un egresado de máster de Derecho, pudiendo desempeñarse dentro de los departamentos jurídicos, administrativos, de recursos humanos y financieros de una empresa.

También es muy solicitada la figura de Asesor Jurídico, requerida por las empresas en el momento de tomar decisiones que puedan acarrar una posible responsabilidad legal, por lo que todas, sin importar el tamaño ni el ramo, cuentan con esta figura dentro de ellas.

  • Recursos Humanos: El Derecho Laboral permite poder ejercer como gerente en el área de recursos humanos, ya que puede establecer coordinación entre los diferentes niveles de la empresa.
  • Compliance Officer: Es un perfil que genera una alta demanda a nivel corporativo, y que surgió luego de la reforma penal sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas, obligando a incorporar un programa de cumplimiento normativo para la prevención de riesgos dentro de las empresas.

El Compliance es quien se encarga de que la empresa cumpla con la legislación que regula su actividad, creando una estructura destinada a la prevención de riesgos y la coordinación de la actuación de la empresa según el plan que se haya establecido, buscando así eludir cualquier tipo de responsabilidad penal, tanto en materia de impuestos como con el derecho de la competencia.

  • Delegado de Protección de Datos: Esta figura surge luego de la aprobación del reglamento europeo de protección de datos, siendo obligatorio para empresas que manejan datos a gran escala y seguridad de la información, por lo que su función es la de hacer cumplir las normativas de privacidad y supervisar la protección de datos
  • Oposiciones específicas en la carrera de derecho en el sector público: El profesional en Derecho también puede optar por trabajos en el ámbito jurídico diferentes a la abogacía. Entre ellas se encuentran las oposiciones para juez, fiscal, notario, abogado del estado, registrador, entre otras. También puede participar en las oposiciones propias de la administración de justicia: gestión procesal, tramitación procesal o auxilio judicial.

Además de estas oposiciones, los profesionales en Derecho pueden presentarse a las convocatorias públicas de otros sectores diferentes al judicial, que como requisito solo tengan establecido el poseer un título universitario de licenciatura o grado, sin especificar alguna rama de conocimiento en especial.

Muchos egresados de Derecho también encuentran una salida profesional fuera del área legal, como las áreas de negocios, publicidad, periodismo o como docente universitario.

Salidas profesionales no convencionales

Salidas profesionales de un Master en Derecho

Existen posibilidades laborales no convencionales y que han surgido como producto de las nuevas tendencias en diferentes campos, en donde es necesario contar con profesionales del derecho:

  • Derecho Ambiental: Se especializan en las normas jurídicas que regulan tanto las conductas individuales y colectivas que inciden en el ambiente. Los especialistas en esta área realizan consultorías en derecho ambiental, auditorías para velar el cumplimiento de normas ambientales, denuncias penales por daños al medio ambiente, entre otros.
  • Marketing Jurídico: Esta disciplina surge de las exigencias del mercado y considera que los abogados son solo deben dominar su área si no ser capaces también de generar negocios. Se busca que los despachos de abogados y los equipos legales corporativos optimicen su prestación de servicios a través de estrategias para posicionarse y fijar clientes.
  • Derecho de Patente: Está relacionado con la propiedad intelectual. Los abogados de patentes trabajan en conjunto con los desarrolladores e inventores para proteger sus inventos o creaciones.

Si se ha egresado de la carrera de Derecho, lo recomendable es realizar un máster, sea de abogacía (que es necesario para obtener la colegiatura) o una especialización, ya que permite incrementar las oportunidades en el mercado laboral. Contar con un máster supone una ventaja competitiva sobre los que no tienen ningún tipo de especialización, siendo una muy buena forma de resaltar del resto de aspirantes para determinados cargos, más aún si se cuenta también con dominio de otros idiomas.

Antes de seleccionar un máster para especializarse en un área determinada, hay que informarse bien y hacer un análisis comparativo entre las opciones que se hayan elegido, que más se ajusten a los intereses propios. La mayoría de los centros de enseñanza ofrecen becas y programas de financiamiento para su realización y lograr alcanzar los objetivos laborales que se hayan planteado.

El nivel de compromiso que presente el egresado en Derecho y el grado de especialización en cualquiera de sus ramas, será lo que determine el grado de empleabilidad de un aspirante, así como el interés que muestre interés por la innovación, ya que cada día se valora cada vez más por las empresas.