Saltar al contenido

¿Qué tengo que estudiar para ser abogado?

que hace falta para ser abogado

El clima actual de dudas imperante respecto a las dificultades económicas que llevamos atravesando desde 2008 y que, lamentablemente, pueden verse afectadas por la paralización de la economía actual llevan a muchos estudiantes a buscar profesiones que les doten de algo de seguridad económica. Uno de los quehaceres profesionales más populares es el de abogado.

Si eres de los que desea optar por este trabajo, pero le surgen interrogantes al respecto, estás de suerte: en el artículo de hoy nos centramos en despejar todas las dudas que puedan surgir en torno a la profesión de abogacía y qué caminos concretos debes seguir para formarte como abogado.

¡Comenzamos!

¿Qué implica ser abogado?

Un abogado es aquel profesional que se encarga de asesorar jurídicamente y defender de las partes en los procesos jurídicos o administrativos. Esta persona, además, cuenta con un elevado conocimiento de las leyes, de manera que dispone de las herramientas necesarias para informar y aconsejar a sus clientes en todo aquello que concierna a sus derechos y obligaciones como ciudadano. De esta manera, el titulado o titulada en Derecho será capaz de desempeñar sus labores como asesor jurídico o mediante el ejercicio de la abogacía dentro del área de los tribunales, ya sea que se trate del ámbito público o el privado. 

Si estás pensando en ser abogado, has de saber que requieres estar en posesión de la carrera de Derecho y, en el caso de querer ejercer, habrás de llevar a cabo un máster de acceso a la abogacía. En el caso de elegir el ámbito público, deberás superar un proceso de oposiciones. En el caso de la profesión de abogado, es posible especializarse en alguna de las diversas áreas del Derecho, ya sea la rama judicial, administrativa, civil o internacional.

que hace falta para ser abogado

La carrera de Derecho, requisito indispensable

A la hora de convertirte en abogado, y tal y como te hemos señalado en líneas precedentes, deberás cursar el grado en Derecho como conditio sine qua non. En el caso concreto de España, el grado en Derecho cuenta con una duración de cuatro años y se sustenta sobre 240 créditos ECTS que se culminan con la presentación de un Trabajo Fin de Grado.

Esta carrera, además, incluye las diversas ramas del Derecho: derecho civil, derecho penal, derecho mercantil, derecho administrativo o derecho comunitario, entre otros. Los últimos cursos del grado permitirá a los estudiantes el acceso a caminos de especialización dentro del área que más les interese, así como también en el que deseen formarse como profesionales en el futuro.

A continuación, mostramos las asignaturas que habrás de superar para completar el curso académico dentro del Grado en Derecho:

  • Historia del Derecho
  • Teoría del Derecho
  • Derecho Constitucional
  • Derecho Civil
  • Derecho Romano
  • Derecho Administrativo
  • Derecho Eclesiástico del Estado
  • Introducción a la Economía

Según nos encontremos en una provincia u otra o según la propia universidad en la que desempeñemos nuestros estudios, observaremos que los nombres de las asignaturas pueden cambiar; sin embargo, estas asignaturas conforman la base de todas las titulaciones universitarias de Derecho en España.

Muchos alumnos optan por la realización de un doble grado de Derecho con Relaciones Internacionales o de Derecho con Administración y Dirección de Empresas, ya que el hecho de contar con conocimientos avalados por un título de diversos campos, amplían las posibilidades de contratación en el rivalizado mercado de trabajo. Si estás pensando en decantarte por esta opción pero te surgen dudas acerca de las posibles ventajas e inconvenientes de estudiar un doble grado, aquí te lo explicamos todo. 

¿Qué necesito para trabajar como abogado además de la carrera de Derecho?

En el caso de quieras completar los estudios como abogado y quieras desempeñarte de manera profesional, será preciso que dispongas de un Máster para el Acceso a la Abogacía. Debido al hecho de que se trata de una profesión regulada dentro del territorio nacional, es necesario contar con un máster habilitante con el fin de poder ejercer tanto de abogado como de procurador de tribunales.

Este tipo de formación magistral puede llevarse a cabo tanto en instituciones públicas como privadas, así como también en escuelas de práctica jurídica y también es posible cursarlo de manera presencial o en formato online; no debes asustarte con esta segunda opción: en este artículo te mostramos las posibilidades de la enseñanza digital.

En líneas generales, este máster suele constar de 60 créditos ECTS y cuenta con una duración de uno o dos años, así como también puede incluir la posibilidad de llevar a cabo prácticas en instituciones, bufetes de abogados o entidades jurídicas.  Una vez hayas concluido el máster, habrás de superar un examen de acceso a la abogacía que te permitirá inscribirte en un Colegio de Abogados, institución que es convocada por el Ministerio de Justicia.

que hace falta para ser abogado

¿Qué aptitudes debo tener para ser abogado?

Debido al hecho de que la carrera de abogado se incluye dentro de la rama de Ciencias Sociales, aquellas personas que deseen desempeñar su vida profesional como abogado habrán de contar con cierto sentido y concepción clara de lo social así como del bien común; además, habrán de contar con ciertos principios y valores y buscar el bienestar social.

Dentro de las habilidades necesarias para ser un buen abogado se encuentra  la negociación, la persuasión, la perseverancia, la capacidad de adaptación, tener un perfil analítico y ser capaz de conseguir gestionar correctamente la incertidumbre.

De esta manera, estarás en posición de defender tu postura con argumentos consistentes, conseguirás extraer conclusiones rápidas y podrás cuestionar los supuestos que te planteen.

¿A qué puestos puedo optar como abogado?

Tal y como dicta el BOE, para trabajar como abogado o procurador de tribunales es preciso contar con el título de grado en Derecho, disponer de un máster habilitante, llevar a cabo prácticas en instituciones, despachos o entidades jurídicas, así como también superar la prueba de evaluación final que te acreditará como capacitado profesional. Ten en cuenta que se trata de una de las profesiones más solicitadas dentro de España, además de la carga de responsabilidad con la que cuenta, por lo que es preciso establecer una serie de cauces para que queden tan solo los mejores.

que hace falta para ser abogado

Dentro del área privada, como abogado podrás trabajar dentro de un bufete, de manera que será preciso que te especialices en una de las ramas del Derecho. También es posible trabajar como abogado de oficio, que se trata de prestar tus servicios de manera gratuita. Para conseguir ser abogado de oficio, es preciso que cuentes con una residencia habitual y un despacho abierto en el ámbito del respectivo colegio, así como también habrás de mostrar la documentación que acredite que llevas más de tres años en el ejercicio activo de la profesión, además de contar con un diploma del curso de Escuela de Práctica Jurídica o de aquellos cursos equivalentes y homologados por los Colegios de Abogados. La Administración Pública es la encargada, en este caso, de cubrir los honorarios del abogado de oficio.

También es posible desempeñar tu labor profesional como abogado del Estado, pero para ello habrás de reunir los siguientes requisitos:

  • Tener la nacionalidad española.
  • Ser mayor de edad y no haber alcanzado la edad de jubilación.
  • Estar en posesión o en condiciones de obtener la Licenciatura o el Grado en Derecho.
  • No padecer ninguna enfermedad o limitación (física y psíquica) que sea incompatible con el ejercicio de abogacía.
  • No haber sido separado del servicio de las Administraciones Públicas ni hallarse inhabilitado para desempeñar las funciones públicas pertinentes.

En el caso de contar con todas las especificidades anteriores, podrás optar por participar en un proceso de oposiciones que habrá de convocar la Administración Pública y que se estructura en base a cinco ejercicios o pruebas que habrás de superar en su totalidad:

  • Primer ejercicio: deberás realizar una exposición oral de 65 minutos de dos temas de Derecho Civil, un tema de Derecho Hipotecario, dos temas de Derecho Procesal, uno de Derecho Mercantil y otro de Derecho del Trabajo.
  • Segundo ejercicio: deberás llevar a cabo una exposición oral en un plazo máximo de 65 minutos, un tema de Derecho Constitucional, dos temas de Derecho Administrativo, dos temas de Hacienda Pública, un tema de Derecho Internacional Público y Derecho Comunitario Europeo y otro de Derecho Penal.
  • Tercer ejercicio: se estructura en base a dos ejercicios de idiomas, el primero de inglés o francés, y el segundo de un idioma de uno de los países de la Unión Europea.
  • Cuarto ejercicio: esta prueba es práctica y consiste en realizar alguna actuación escrita en asunto judicial en que formen parte el Estado o las Entidades de Derecho Público vinculadas o dependientes de la Administración General del Estado.
  • Quinto ejercicio: habrás de informar por escrito sobre algún asunto jurídico en que esté interesada la Administración General del Estado o sus Entidades Públicas o dependientes.