Saltar al contenido

¿Qué debes estudiar para ser empresario?

Qué estudiar para ser empresario

Si tu objetivo en la vida es trabajar para la iniciativa privada, y tienes idea de negocio y pretensión de formar tu propia compañía, pero no sabes qué habilidades y competencias son las necesarias y en qué carreras se imparten, aquí te dejamos una pequeña explicación que puede que sea de tu ayuda.

Sigue leyendo e intentaremos aclararte todas las posibles dudas que puedas tener si tu intención futura es ser empresario.

¿Qué debe tener un buen empresario?

Una persona que decide emprender muchas veces no basta solo con el espíritu y la idea de negocio, cada vez son más los que deciden iniciar su propia empresa, pero con una previa formación, ya que estamos en un mundo cada vez más globalizado y competitivo y a la hora de montar una empresa hay que tener todo muy claro y trabajar de la mejor manera.

Los datos que nos revelan el Informe GEM nos dicen que, alrededor del 50% de los españoles emprendedores tienen alguna titulación superior o de posgrado, y si no poseen titulación superior han asistido a formación específica para dirigir una empresa.

Qué estudiar para ser empresario

Carreras ideales si quieres ser empresario

Si tienes claro que tu futuro laboral dependerá del nacimiento de tu propia empresa, más vale que estudies una carrera que te forme para ello. No cabe duda qué, cuanto mayor sea nuestro conocimiento, más posibilidades de triunfar va a tener nuestro negocio. En el mercado hay mucha competitividad y si quieres que tu negocio vaya en alza tres son las carreras que podrán ayudarte a cumplir tus sueños y tener éxito.

Finanzas y Contabilidad

En primer lugar, la carrera de Finanzas y Contabilidad. Esta carrera te enseñará todo lo necesario para administrar con sensatez todo lo relacionado con la parte económica de tu empresa. Además, de los números en esta carrera también aprenderás materias relacionadas con dirección de empresa y a gestionarla de manera correcta. Puedes aprovechar los conocimientos que este grado te ofrece para evitar en tu empresa gastos innecesarios o superfluos, ser óptimo y encontrar las fuentes de financiación que más convendrán para alcanzar el éxito en el negocio.

Marketing

En segundo lugar, el grado de Marketing también es muy importante a la hora de liderar una empresa. Todo emprendedor que se precie tiene que conocer las fundamentos del marketing y de los procesos de ventas, ya que es fundamental a la hora de vender tus productos o servicios. Hoy en día, con el desarrollo de las redes sociales, la imagen de tu empresa dice mucho de ella, ya que se le da mucho valor añadido a la imagen, que tendrás que cuidar igual que a tus cuentas. Con esta carrera conocerás las mejores estrategias de marketing para fomentar tus ventas, para posicionarte mejor en el buscador, en definitiva, conseguir que tu empresa sea referente en su ámbito.

Qué estudiar para ser empresario

Administración y Dirección de Empresas

En tercer lugar, una carrera relacionada con Administración y Liderazgo es muy importante para saber como llevar tu negocio. Un buen empresario debe saber como definir los objetivos de su negocio, además de saber planificar buenas estrategias para fomentar el crecimiento del negocio. También tiene que saber planificar los recursos que tiene y controlar el gasto. Además, este tiene que saber motivar y liderar a su equipo, para que, de esta manera, sean lo más productivo posibles y se pueda alcanzar el futuro deseado para la empresa.

Además de un grado relacionado con estos tres ámbitos, te recomendamos cursar algún MBA, estos son ideales, tanto para adquirir conocimientos más específicos en cuanto a administrar tu propio negocio, como para establecer relaciones y contactos importantes dentro del mundo del negocio. Además de estos másteres, existen cursos formativos específicos en Finanzas, Recursos Humanos o Marketing que te otorgarán los conocimientos necesarios para que tu carrera como emprendedor vaya sobre ruedas.

Claves para ser un empresario de éxito

Si decides comenzar el difícil camino de empresario, tienes que hacerlo desde la pasión y la confianza, deber amar lo que haces, una presión así solo se soporta si se disfruta y se cree en lo que se está haciendo; si no haces esto puede que tu negocio no vaya hacia delante.

Por un lado, llevar un negocio exige por tu parte organización y dedicación. No se puede gestionar un negocio sin tener las cosas claras y de manera organizada, atendiendo punto por punto todos los elementos de una empresa; además, debes saber que tu negocio se convertirá en tu vida y que tienes que tener bastante tiempo para dedicarle. Es fundamental pensar en ello como una parte fundamental de tu vida y dedicarte de lleno a ello.

Qué estudiar para ser empresario

Por otro lado, los empresarios que se encaminan en esta tarea deben saber que la comunicación es fundamental. Estos tienen que conocer en qué momentos toca comunicar las cosas, de qué manera y adaptarse a los tiempos.

Tienes que saber que, como empresario, tendrás muchas negociaciones por lo que debes ser un excelente comunicador. Asimismo, tienes que saber que estamos en un mundo cada vez más competitivo y, por lo tanto, tendrás que jugar en ese mundo con sus mismas reglas y ser también competitivo. Tu empresa tiene que resaltar por encima de otras que oferten lo mismo que tú.

Dos elementos fundamentales para que tu negocio tenga éxito son: creatividad e innovación. Dos palabras que están a la orden del día, pero es que los negocios más creativos son los que actualmente triunfan, con la llegada de internet podemos consumir casi cualquier cosa y mucha gente lo ofrece: en tu mano está conseguir destacar por encima de la media y con creatividad e innovación podrás conseguirlo.

Para terminar, es fundamental para tu empresa que seas una persona que gestione bien todas las situaciones y que sepas delegar cuando es necesario; ten en cuenta que tú solo no podrás encargarte de todo, por lo que, debes concentrarte en lo que realmente importa y en aquellos temas y lugares donde tu presencia sea fundamental. Además, tienes que haber un balance: tu vida personal y el trabajo tienen que estar equilibrados, porque es fundamental para que la cabeza trabaje bien tener tiempo para ti y para tus actividades personales; así pues, trata de administrar  tu tiempo con sabiduría.