Saltar al contenido

Oposiciones en España: Cuáles son las más fáciles

flechas de exito

Hoy buscamos las oposiciones que resultan más sencillas a la hora de aprobar. Para ello, hemos puesto sobre la mesa aquellos procesos menos exigentes  y con el mayor número de plazas a ofertar.

Es posible que pienses que esos datos son sencillos de encontrar, pero debes tener en cuenta una serie de aspectos adicionales que, en el artículo de hoy vamos a poner de relieve. El objetivo de esta publicación consiste en que puedas examinar y barajar las distintas opciones que existen en el ámbito de las oposiciones para que te organices con tiempo, ya que una de las claves esenciales a la hora de superar un proceso de estas características es el tiempo y la capacidad de planificación.

De esta manera, además de mostrarte las oposiciones más fáciles y asequibles a la hora de aprobar, también te ofrecemos toda la información acerca de las posibilidades que se te abren en el momento de aprobar y qué pasos debes dar para conseguir el éxito en el proceso selectivo.

Por qué debería presentarme a unas oposiciones

Es de sobra conocido que, en España, los funcionarios adquieren un puesto de por vida mediante un proceso selectivo de oposiciones. Así pues, aquí tendríamos una muy buena razón. Pero, además de por este motivo, deberías plantearte presentarte a unas oposiciones por las posibilidades de ascenso mediante promoción interna. Es decir, puedes optar por realizar un examen asequible y conseguir un puesto modesto y, una vez consolides tu plaza, tienes la posibilidad de presentarte a otros procesos en los que podrás aumentar tu categoría profesional, y, con ella, tus responsabilidades y tu sueldo.

oposiciones mas faciles

Así que, en definitiva, puedes conseguir un trabajo fijo, con la estabilidad y la seguridad que eso aporta, y que, además, te ofrece la posibilidad de ascender en tu carrera profesional y optar por puestos que gozan de mayor reconocimiento y que cuentan con más responsabilidades.

Ventajas laborales de los funcionarios en España

En cuanto a los horarios, debes saber que el funcionariado en nuestro país se rige por sesiones intensivas de mañana, con unas 40 horas a la semana (o incluso menos), y todos los fines de semana libres, lo que te permitirá disfrutar de una importante cantidad de tiempo libre para realizar viajes o excursiones con tu familia o tus amigos.

En cuanto a las vacaciones y los días libres, una vez hayas conseguido tu plaza, tendrás un amplio periodo vacacional así como una buena cantidad de días libres frente a los días laborables que forman parte del sector privado. Además, debes tener en cuenta que, una vez hayan pasado 5 años de servicio, puedes optar a una excedencia ilimitada por razones personales.

Otro de los factores que debes tener presente es el de los derechos laborales: el sector público vela por los derechos fundamentales de sus trabajadores, como es la jubilación, la cotización de la Seguridad Social, la igualdad en los salarios ya seas hombre o mujer, así como la opción de vestir como uno quiera, sin uniformes ni restricciones de ningún tipo.

Por último pero no menos importante, también se tiene en cuenta el factor geográfico, aunque este punto puede engañar de cierta forma: muchas oposiciones dan la opción de desplazamiento según tu lugar de preferencia para desempeñar tu labor; sin embargo, en el caso de las comunidades autónomas de amplias dimensiones, podría suceder que una plaza se obtuviera en un extremo del territorio y la residencia en el otro; por poner un ejemplo, imagina que consigues tu plaza en un pueblo de Almería y vives en Huelva.

becas mec

Los procesos de oposiciones más sencillos de España

Una vez te hemos mostrado la forma en la que se articulan las oposiciones y sus ventajas laborales, pasamos a resaltar aquellos procesos selectivos más fáciles en España:

Celador

Sin duda alguna, las oposiciones que cuentan con mayor facilidad para ser aprobadas son las de celador; esto tiene que ver con el hecho de que no es necesario contar con ningún tipo de título que acredite estudios anteriores: los exámenes, además, son muy asequibles y la oferta suele ser bastante superior a la demanda, por lo que habrás de aprovechar la ventaja de la facilidad del temario para dominarlo a la perfección. Los celadores son los trabajadores que se encargan de que el funcionamiento del hospital sea correcto.

celador

Bedel

Se trata de una oposición muy parecida a la del caso anterior. Tampoco es preciso acreditar ninguna titulación, como los celadores. El bedel es la persona encargada de vigilar, custodiar y mantener el control de los accesos de la institución que se le asigne.

Ordenanza

En este caso, tampoco será necesario que presentes ningún tipo de título de educación para presentarte a las oposiciones de ordenanza, además de que los contenidos a estudiar son muy asequibles. El ordenanza tiene la misión del cuidado de los edificios públicos, por lo que, casi cada año, salen nuevas plazas.

ordenanza

Auxiliar Administrativo

Existen dos motivos muy claros por los que la oposición para auxiliar administrativo se considera fácil: en primer lugar, debes tener en cuenta que se convocan muchas plazas cada año, tanto en el ámbito local como en el autonómico; y, en segundo lugar, tan solo se precisa la acreditación del título de la ESO si quieres presentarte.

Correos

Por último, tenemos las populares oposiciones a correos: en este caso, las oposiciones no salen cada año, pero, cuando se convocan, incluyen un gran número de plazas, lo que aumenta las posibilidades de conseguir una. Si te decides a presentarte a esta oposición, ten en cuenta que solo necesitarás presentar el título de la ESO (como sucedía con el proceso selectivo para auxiliar administrativo) para optar por una plaza, eso sí, solo de los niveles inferiores.

correos

Qué saber antes de llevar a cabo una oposición

Si, finalmente, toda la información que te hemos ofrecido ha hecho mella en ti y quieres optar por presentarte a una oposición, debes saber unas cuantas cosas para que no te pille de sorpresa.

Las oposiciones, para muchos, son consideradas  un verdadero reto. ¿Qué estudiar? ¿Por dónde empezar? ¿Cómo saber que los nervios no me van a traicionar? Son preguntas que frecuentemente aparecen en nuestras cabezas. Pero la clave de todo, precisamente, es el estudio organizado y, para ello, hay que tener una guía en el temario y en nuestra mente para evitar fallar, de manera que opositar se convierta en un éxito.

Orden y eficiencia

Tenemos que ser dueños de nuestro tiempo. Hay que gestionarlo de manera óptima, ya sea que se disponga de muchas horas libres o de apenas una porción mínima. La planificación de las horas de estudio depende del aspirante: debes regirte por un horario generado por ti, en base a tus capacidades, fortalezas y necesidades.

Frustrarse es común en estos casos, pero tener una serie de pasos a seguir puede aliviar situaciones de estrés, ya que nos indica que hay algo que hacer después, no estamos perdidos. Visualiza el objetivo y trabaja lo mejor posible para llegar hasta él. Sentirse motivados resulta fundamental para pasar las pruebas, no debemos permitir que se nos acumulen los deberes y empezar a sentirnos abrumados.

Usa temarios

Además de planificar, recuerda que requieres de guías de estudio completas y buenas; el uso del material adecuado resulta determinante para aprobar la oposición.  Conseguirlos puede ser posible en librerías o tiendas digitales, también inscribiéndose en una academia o en páginas web gratuitas.

Claro, un buen temario necesita de tu aporte e investigación. Completarlo siempre depende de ti y adaptarlo a tus necesidades puede ser un factor clave para memorizar lo requerido.

Técnicas: la clave del éxito

Memorizar al pie de la letra cada página es difícil para muchas personas, de hecho, imposible. Se debe buscar comprender lo que se estudia para grabarlo de la mejor forma posible en nuestras mentes, sin generar estrés y de forma constante: analiza lo que lees. Otro enfoque es grabarte a ti mismo leyendo en voz alta el contenido, para luego repetirlo cuando lo necesites.

Rutinas de estudio

Empieza leyendo y releyendo el tema, profundizando en cada lectura lo que dicen las palabras. Subraya ideas y realiza resúmenes en esquemas fáciles de leer, que puedan quedar en la memoria, con colores que impacten. Resumir, además, indica que mucho de lo que has leído se ha almacenado en la memoria y, al final, te ayudará a terminar de asentar lo estudiado.

rutinas de estudio

Constancia y perseverancia: muy necesarias

Es normal sentir que hay momentos difíciles que parece que no podremos superar, que es imposible guardar en nuestra cabeza todo aquello que es necesario para una oposición. Pero debes ser constante y tener fuerza de voluntad: una buena manera de conseguirlo es tener en mente siempre los beneficios que nos traerá aprobar la oposición tras el tiempo dedicado y los sacrificios llevados a cabo, así como también es bueno pensar en la satisfacción de cumplir nuestras metas.

¡Alerta! Simulacro de examen

Ponte a prueba a ti mismo e intenta recrear lo que podría pasar ese día: simula que realmente te encuentras realizando la oposición. Puedes conseguir modelos de exámenes de años anteriores por Internet o informarte lo mejor posible respecto a cómo son, para hacer una copia por tu cuenta.

Sin embargo, no lo olvides: no eres un robot. Es perfectamente normal sentirte saturado y que creas olvidar todo lo estudiado: puede pasar si no te das un respiro para asentar los conocimientos. Concédete algo de tiempo libre, en la medida justa, ya que no tiene nada de malo; al contrario, puede llegar a ser sumamente satisfactorio al tiempo que facilitará la aprehensión de lo estudiado hasta ahora.